martes, noviembre 08, 2005

Sobre la especializacion

Cierta indigacion, descontento y un gran numero de promesas sin cumplir me ha dejado el desarrollo de la especializacion en Estudios Culturales. Profesores anunciados en la publicidad aun hasta hace un semestre que no dan ni dieron entonces ningun curso. Desorden institucional, una direccion de carrera huerfana, asumida por un jesuita con buenas intenciones pero sin manejo ni conocimiento del campo. Proyectos academicos desarticulados y particulares en la mayoria de los profesores (varios de ellos ni se conocen entre si). Inexistencia de grupos de investigacion o espacios de interaccion propiciados por la universidad ni entre profesores ni estudiantes. Y claro, estudiantes descontentos en todos los semestres, unos mas pasivos que otros, pero todos espectadores y participes de esta especializacion semi montada de salones estrechos y asfixiantes que ademas nos hizo la promesa de volverse Maestria, algunos ya no son estudiantes de la javeriana pero seguro todos tienen algo ke contar... y es ke ejemplos de este tema tenemos por montones, no creo que haga falta nombrarlos, sera mejor preguntarse donde quedan las dinamicas de resistencia y de poder saber que tanto se discuten en clase, si ante estos temas nisiquiera damos el debate; al menos en el peor de los casos deberiamos hacerlo por el factor econonico.
Basta con escuchar la voz de algunos de los egresados, los de tercer semestre, los de segundo y una vez mas los de primero.
Y aunque no niego que he aprendido y encontrado elementos de valia para mi formacion, me pregunto si estos factores y hechos son solo sintomas de una enfermedad curable a corto plazo o si en cambio son el resultado de una discusion abierta en la que pasamos, pagamos y no decimos nada.

Esta corta intervencion tiene la intencion de generar una discusion que de algunas luces en el deber ser y la pertinencia de este espacio institucional y academico en un conducto regular que pueda llevar nuestros pareceres e ideas a otros espacios de discusion que debian preguntarse y enterarse de estos temas.

3 comentarios:

ximena dijo...

Considero que de esa intervención puede generarse una discusión importante. Es cierto, el llamado es a hablar sobre las dinámicas en las que estamos inscritos todos: estudiantes, profesores, directivos...

A mi manera de ver, valdría la pena rescatar del texto anteriormente publicado en el blog, dos puntos de gran relevancia: el primero, relacionado con lo que Camilo denominó desorden institucional y el segundo, con lo que expuso como desarticulación de los proyectos académicos. En concreto, creo que existe una fuerte relación entre estos dos aspectos, pues, en la medida en que no exista un grupo que al interior piense los estudios culturales en la Universidad, continuará la incertidumbre en cuanto a qué profesores estarán el próximo semestre y qué tipo de enfoque será dado a las asignaturas planteadas en el programa de la especialización.

Lo anterior, se enlaza a su vez con el hecho de que como señalaba Camilo, muchos de los profesores ni siquiera se conocen entre ellos, por lo que finalmente este espacio termina convirtiéndose en el lugar en donde se dan dos horas de clase a la semana y se pierde la posibilidad de que se evidencien las bien proclamadas tensiones y confrontaciones, a nivel de los intereses investigativos y de posicionamiento entre los mismos docentes. Incluso, esto no es ajeno a que aún frente a enfoques de asignaturas que se escapan de la discusión de los estudios culturales, sean aprobados programas de todo un semestre en donde en definitiva, los docentes que actúan con la mayor honestidad, hablando desde los lugares que mejor conocen, pagan por la falta de posición que se da desde la misma dirección académica(?) del posgrado.

Retomando de alguna manera la propuesta reciente de la dirección de la especialización para que la evaluáramos (convocatoria a la que pocos asistimos), creo que es el momento de puntualizar ciertas debilidades que salieron a flote ese día y que merecen ser discutidas. No sólo porque existe un proyecto de maestría en curso (del cual desconocemos su propuesta. Incluso valdría la pena saber cuantos profesores la conocen) sino porque como estudiantes, aún seguimos cursando la especialización y podemos exigir un(os) próximos semestres mucho más sólidos. Además, valdría la pena añadir como dato preocupante, que como se comentó en la reunión de evaluación de la especialización, la mayoría de evaluaciones de los docentes del semestre pasado se perdieron. Ya fuese por cuestiones que se salen de las manos de las directivas, finalmente pareciera que institucionalmente no se pudo contar con ningún tipo de herramienta para evaluar a los profesores, sus enfoques, las materias, las metodologías, etc, etc.

Tal vez esta sea una oportunidad para concretar nuestras preocupaciones en cuanto al ahora de la especialización, así como en lo que respecta al paso de transición a maestría que creo a muchos nos puede interesar. Ojalá a partir de estas discusiones puedan salir de manera clara nuestras posiciones y espero, propuestas precisas para ser presentadas a la coordinación de la especialización.

joplin27 dijo...

Tanto el comentario de Camilo, como el de Ximena resumen la preocupación e interés de los que cursamos la especialización. Lo que me desconcierta es cómo se pueden perder las evaluaciones docentes hechas por los estudiantes, la verdad no debería sorprendernos y la apatía se justifica por la falta de resultados. Puede que no hayamos sido lo suficientemente enfáticos o tal vez fuimos lo bastante cómodos para dejar que las cosas siguieran su curso y no hacer nada al respecto (respuesta determinada al gusto del lector de este comentario). El Director puede tener buenas intenciones, pero desde que las instancias superiores a él no quieran hacer viable el proyecto, veo muy poco probable hacer algo al respecto. Puede tener un tono pesimista mi comentario, pero así es como he visto el panorama en el tiempo que llevo estudiando esta especialización.

Martha I Palacios dijo...

Bueno, ya me estaba preocupando el silencio por parte de los/as estudiantes de la especialización y sobre todo de los que van avanzados: segundo, tercero o ya salieron. Ya entiendo las ausencias de Camilo...

Comparto sus preguntas y preocupaciones frente a la especialización. Agradezco a Camilo el haberme recordado la existencia de este espacio.

Al igual que Ximena creí que el escenario de evaluación convocado por la u, iba a ser aprovechado por todos los que estamos descontentos y también por los que no tienen reparos de la especialización.

Comparto totalmente las cuestiones planteadas por ustedes y creo que repetirlas más, puede ser un excelente ejercicio de resonancia para ver si se logra generar reacción y acción en la facultad, pero sobre todo en los/as estudiantes, en nuestros compañeros. Es claro que las cosas no se van a resolver cambiando dos o tres docentes o a todos, o exigiéndoles puntualidad, no! porque lo que esta pasando en la especialización es estructural, son caracteres que parece acompañan a la especialización desde su nacimiento y que requieren medidas en esa misma dirección: -estructurales- no pañitos de agua tibia o buenas intenciones por parte de algunos de nosotros o del mismo padre Alfonso.

La intensión de los estudios culturales se esta quedando en los textos y en las sosas palabras dichas por ellos, (los autores) que repetimos en cada clase como un discurso sordo, como si el saber fuera repetir y tratar de decir las cosas como las dijo tal o cual autor. Pero el ejercicio de la crítica, de la política (que no es salir agitar banderas, ni militar en un partido) esta perdido en los largos silencios que rondan las clases, mientras se escucha sin oír. No se puede ser crítico ante una facultad cuando las clases son ejercicios de conformismo.

Esta situación debería ser capitalizada por nosotros/as como un ejercicio práctico de aplicación de lo que se pretende desde los estudios culturales, esperar, por lo que dicen estudiantes de semestres superiores no ha sido muy efectivo, cambios a la fecha no se han visto, entonces qué estamos esperando??? Que esta situación la mejore quién?... el padre Alfonso? los graduados, quién??. Con esto no estoy invitando a una manifestación, ni nada de esas vainas desgastadas por los otrora movimientos de masa.

Y por ultimo frente a la propuesta de volver la especialización maestría, me asalta una inquietud de carácter ético y político: Es pertinente hacer de esta especialización, una maestría, aún sabiendo y conociendo sus falencias y haber hecho tan poco para mejorarlo???